Reformas-hogares-eficientes (1)

Reformas clave para un hogar sostenible y eficiente

Reformas clave

Según el INE y el Ministerio de Fomento, el parque inmobiliario español es antiguo. La edad media de los inmuebles supera los cuarenta años: un 42% se construyó entre 1950 y 1980 y casi un 30% antes de los 2000.

A esto se suma que la compraventa de inmuebles de obra nueva sigue siendo minoritaria, ya que la de segunda mano representa 8 de cada 10 operaciones. Viviendas que, en su mayoría, necesitan obras de rehabilitación para mejorar su acondicionamiento y habitabilidad, así como para convertirse en inmuebles eficientes y sostenibles.

Porque en los últimos años hemos tomado conciencia de la importancia de preservar el medio ambiente y en la construcción hemos empezado a aplicar cambios en nuestra manera de trabajar para asegurarnos de tomar medidas que favorezcan al planeta. Por eso hoy analizamos las reformas clave para reconvertir tu inmueble en un hogar eficiente y sostenible en función de su edad.

 

Pero, ¿qué es una vivienda sostenible y eficiente?

 

El objetivo principal de las viviendas sostenibles es obtener elevados niveles de confort interior manteniendo un gasto energético por debajo de un 80%, respecto a una vivienda basada en la construcción convencional, contribuyendo así en un importante ahorro en los consumos y en la factura energética.

Mediante el uso de materiales no nocivos para la salud y el medioambiente, el diseño de la eficiencia energética se basa en el aislamiento térmico, los cerramientos de altas prestaciones, la ausencia de puentes térmicos, la ventilación mecánica con recuperador de calor y la estanqueidad al aire. Esta técnica constructiva garantiza el excelente acondicionamiento térmico, conservando todo el calor absorbido en invierno y disipándolo en verano.

Te puede interesar: Reformas integrales >

 

 

Reformas en viviendas con 40-70 años (construidas entre 1950 y 1980)

Según fuentes oficiales, la Comunidad Valenciana cuenta con un 44% de inmuebles de esta edad. Se trata de viviendas con estructuras que pueden estar bastante afectadas en la actualidad. Sin ningún criterio de eficiencia ni sostenibilidad, se elaboraban de hormigón a base de cemento aluminoso y, en muchas ocasiones, de poca calidad en los materiales de construcción.

El primer paso debe ser la reforma de sus elementos de conexión con el exterior: las paredes exteriores, la fachada y el cambio de ventanas. También se debe tener en cuenta el estado de sus instalaciones eléctricas y de fontanería, ya que en muchas ocasiones están hechas con materiales que representan un riesgo para la salud de sus habitantes, como el plomo o el acero galvanizado. En este caso, lo más aconsejable es cambiar la instalación por completo y evitar hacer ‘apaños’ entre materiales antiguos y actuales.

 

 

Reformas en viviendas con 20-40 años (construidas entre 1980 y 2000)

Aunque estas construcciones se caracterizan por una mejor calidad de los materiales en comparación a décadas anteriores, fueron edificadas antes de la entrada en vigor del Código de la Edificación vigente. Por tanto, en su construcción no tuvieron en cuenta criterios de eficiencia y sostenibilidad ni el uso de fuentes de energía sostenibles.

Con el cambio de ventanas se consigue hasta un 30% de ahorro energético en este tipo de inmuebles. El sistema de ventanas de aluminio es reemplazado por ventanales con cierres herméticos y doble acristalamiento. Con el mismo fin, también se instalan aislantes como poliestireno, lana mineral, planchas de EPS o paneles de fibra de madera en paredes y techos.

Otra posible reforma en viviendas de esta edad es la instalación de suelo radiante en sustitución de suelos de parquet y sistemas de calefacción antiguos, además de la renovación de cocinas y baños.

 

 

Reformas en viviendas con 10-20 años (construidas entre 2002 y 2011)

Estas edificaciones han seguido la normativa acorde a la eficiencia energética y cuentan con una estructura y unos materiales idóneos para aislar la vivienda del exterior. En este caso es recomendable realizar tareas de mantenimiento que garanticen el buen estado del sistema de calefacción y el aislamiento óptimo de ventanas, suelos y paredes.

No obstante, una de las principales mejoras para contribuir al cuidado del medio ambiente es la sustitución de sistemas de calefacción poco eficientes, por sistemas renovables, como la aerotermia o la geotermia, que pueden llegar a suponer un ahorro energético de entre un 35% y un 70%.

En cuanto a la generación de agua caliente y electricidad, la apuesta por las fuentes renovables supone la instalación de paneles solares fotovoltaicos y térmicos. Asimismo, el uso de la domótica, todavía residual en inmuebles de reciente construcción, contribuye de manera importante a hacer hogares más eficientes.

 

 

Por un hogar más sostenible y confortable con Elasa Grupo

Todas estas reformas son pautas genéricas para la creación de un hogar sostenible, con un mayor confort y habitabilidad. Pero como cada inmueble tiene unas características concretas, consúltanos y analizaremos las necesidades de tu vivienda o de tu finca en particular.

En Elasa Grupo, tenemos más de 60 años de experiencia en la construcción y ponemos a tu disposición el mejor equipo de profesionales para que actualices tu casa a la versión siglo XXI.